//
arxius

lectures

This category contains 20 posts

Naomi Klein a Barcelona: ‘Això ho canvia tot. El capitalisme vs. el clima’

aixohocanviatotActualitzat: el CCCB ha penjat el vídeo de la conferència!

Des de l’Hort de Ca la Dona us recomanem la Conferència de Naomi Klein en motiu de la Presentació del llibre ‘Això ho canvia tot. El capitalisme vs. el clima’, divendres 27 de març al CCCB…i si no arribeu a temps, regaleu-vos el llibre per Santa Jordina!

Quins són el reptes que el canvi climàtic planteja al món actual? Som a temps de frenar el procés de destrucció dels recursos del planeta?

En el seu nou llibre, la periodista Naomi Klein posa en dubte alguns dels mites al voltant del canvi climàtic i insta que es prenguin mesures per actuar contra el que considera la crisi més important de la humanitat. El problema no és que sigui impossible deixar de fer servir combustibles fòssils ni que es desconeguin les polítiques que podrien portar a reduir les emissions de carboni, sinó que, per tal de dur-les a terme, caldria posar fre al model de consum a escala global i canviar el nostre sistema econòmic, que actua com si els recursos del planeta fossin inesgotables. Per a Klein aquesta transformació és, sobretot, una gran oportunitat: per reconstruir les economies locals, per enfortir les nostres democràcies i per lluitar contra les desigualtats a escala planetària.

Naomi Klein és periodista i escriptora, internacionalment reconeguda pels best-sellers No logo (labutxaca, 2008; en castellà, Paidós, 2000), La doctrina del xoc (Empúries, 2007; en castellà, Paidós) i ara Això ho canvia tot. El capitalisme vs. el clima (Empúries, 2015; en castellà, Paidós).

Presentat per Carme Colomina, periodista del diari ARA.

Al final de l’acte l’autora signarà llibres i es projectarà “Listen to Me. Voice of Gaia”, un vídeo amb dibuix en viu de Gabriella Gardosi per 350.org – Barcelona

http://www.cccb.org/ca/curs_o_conferencia-lecture_by_naomi_klein-212740

Horteres. Hort de Ca la Dona

Anuncis

23/12:: Debat Els Transgènics i Monsanto. El poder de les corporacions transnacionals i el TTIP, 19h a Ca la Dona

marxamundialcontramosantoBenvolgudes…Les Horteres del projecte Hort de Ca la Dona va organitzar el passat 2 de desembre la sessió de cinefòrum “El Món segons Mosanto”, de Marie-Mónique Robin (França, 2008, 108 Min.)...i no vam tenir temps de debatre com volíem.!…em quedat per fer el debat dimarts 23 de desembre!

El fantàstic documental dóna per parlar i parlar de totes les mogudes que estem veient en l’actualitat, doncs Monsanto, controla el mercat de les llavors i de bona part dels aliments, aconsegueix la complicitat d’autoritats, té efectes devastadors sobre la salut planeta i habitants, i seria una de les grans beneficiàries de la signatura del TTIP.

No vas poder venir el dia 2/12? No passa res, aquí pots veure “El Món segons Mosanto”: https://www.youtube.com/watch?v=LdIkq6ecQGw

Afegim 2 documents sobre el #TTIP molt interessants pel debat, escrits per Lidia Vilalta per La Independent La Trama oculta del TTIP entre la UE i els EUA Part 1 i 2: La trama oculta del TTIP entre la UE i els EUA.doc 1 i La trama oculta del TTIP entre la UE i els EUA.doc 2

Us esperem a totes per fer un debat ben animat. Després del debat, lleuger pica-pica per acomiadar-nos fins el 2015

Acte per a dones

Ca la Dona, c/Ripoll 25 de Barcelona

15 d’octubre dia Internacional de la Dona Rural

abello.0la xarxa de dones pageses de Catalunya celebra el 15 d’octubre, Dia interacional de les Dones Rurals, tot recordant la Montserrat Abelló

“Plantar sobre la terra
els peus. Ja no tenir
por. Sentir com puja
la saba, amunt, amunt.
Créixer com un arbre.
A la seva ombra
aixoplugar algú que
també se senti sol, sola
com tu, com jo. ”

Font: http://www.xarxapageses.cat/profiles/blogs/avui-15-d-octubre-dia-internacional-de-la-dona-rural

Publicat “Els transgènics i la seva patentabilitat. Implicacions en la realització dels drets humans” de Júlia Lladós i Vila

V Premi Recerca Drets HumanswL’Estudi de Júlia Lladós i Vila ‘Els transgènics i la seva patentabilitat. Implicacions en la realització dels drets humans’ publicat per la Generalitat de Catalunya i disponible en línea! Un treball original, realitzat per una jove investigadora de casa nostra que vam poder escoltar a l’espai Jove La Fontana, debat sobre els transgènics a Catalunya, en el marc del Multireferèndum2014.

Les més de 200 planes de l’estudi tracten de la interacció entre la normativa mediambiental i del comerç a escala internacional, des de la perspectiva dels transgènics. Podeu descarregar el pdf:

31557xEls transgènics i la seva patentabilitat. Implicacions en la realització dels drets humans

Recordem que amb aquest treball Júlia Lladós i Vila va guanyar la cinquena edició del Premi de Recerca en Drets Humans, que convoca anualment el Departament de Governació i Relacions Institucionals de la Generalitat de Catalunya (maig 2014)

L’estudi analitza la qüestió de l’enginyeria genètica aplicada a l’agricultura. Concretament, s’hi exposen els diferents processos de producció i tipus de transgènics, i com, amb l’entrada en vigor de l’Acord sobre els aspectes dels drets de propietat intel·lectual relacionats amb el comerç (1995), els organismes genèticament modificats esdevenen un bé d’interès privat, patentable sense reserves. Aquest Acord posa en qüestió els instruments de protecció de la diversitat biològica adreçats a garantir la seguretat de la biotecnologia moderna.

També es revisen els Protocols de Nagoya (2010), resultat de la desena Conferència de les parts del Conveni sobre diversitat biològica (COP 10), que comporten un canvi de discurs tot i no haver entrat encara en vigor.

En un inici, la voluntat teòrica de la biotecnologia agrícola era “guarir” la fam al món, però l’Acord sobre els aspectes de la propietat intel·lectual relacionats amb el comerç discuteix la praxi d’aquest propòsit. La competitivitat comercial posa en risc el medi ambient en general, i la diversitat biològica en particular; i implica conflictes socials.

Cal, doncs, segons l’autora, assegurar el compliment de la normativa internacional de protecció de la diversitat biològica i l’establiment de garanties que avantposin el principi de precaució. També recomana la gestió pública dels transgènics i la intervenció en l’actual model de producció de transgènics, via moratòria de facto, fins a posar fi als riscos ambientals i socioeconòmics que se’n deriven i que qüestionen la garantia dels diversos drets humans implicats —especialment, el dret a un medi adequat—, essencial per a la supervivència i prius per al gaudi de tot dret humà.

Ignasi Sardà
Coordinador de difusió, projectes i assessorament històric
Subdirecció General de Memòria, Pau i Drets Humans

Font: http://blocs.gencat.cat/blocs/AppPHP/llibresgencat/?p=3047

Les pageses han estat les invisibles del camp

Intervenció d’Esther Vivas, especialista en polítiques agrícoles i alimentàries, al Fòrum Feminista per un Món més Sostenible i de Cures Mútues, el passat 25 d’octubre, a Barcelona, organitzat per Alianza Solidaridad (al Pati Llimona).

L’Esther Vivas parlant de les interseccions entre la sobirania alimentària i el feminisme…

En el Fòrum  es va presentar la publicació Medio Ambiente y Desarrollo: Miradas Feministas desde ambos hemisferios.

25/10 Presentació “Medio Ambiente y Desarrollo: Miradas Feministas desde ambos hemisferios” – 18:30h Pati Llimona

portada_libro_feministas1-485x339Aquest divendres Alianza por la Solidaridad organitza un Fórum Feminista per presentació del llibre “Medio Ambiente y Desarrollo: Miradas Feministas desde ambos hemisferios”. Una oportunitat per parlar d’ecofeminisme, sobirania alimentària, etc.amb Esther Vivas, Carmen de Miguel i Roser Manzanera.

El llibre planteja les interseccions entre gènere, medi ambient, pobresa i desenvolupament i que compta amb articles d’Alicia Puleo (Feminisme i ecologia), Esther Vivas (Construint la sobirania alimentària des d’una perspectiva feminista), Yayo Herrero (Feminisme i ecologia: reconstruir en verd i violeta), Vandana Shiva (La llavor i la terra. Biotecnologia i la colonització de la regeneració), entre d’altres.

El llibre complet es pot descarregar a la web alianzaporlasolidaridad

divendres a les 18.30h al Pati Llimona, C/Regomir 3, bcn – mapa: http://patillimona.net/on-som/

https://docs.google.com/document/d/1aoBQ90LPqw7lX4SekfsYpnfQvbO5oxNpHtEXiyPBmZY/edit?pli=1#

http://www.alianzaporlasolidaridad.org/agenda/forofeminista-por-un-mundo-mas-sostenible-y-de-cuidados-mutuos-barcelona-25-de-octubre-en-pati-llimona

#ForoFeminista

‘Lo más revolucionario es un huerto’ – Vandana Shiva

a EL MUNDO, MEDIO AMBIENTE | Vandana Shiva, Científica y escritora ecofeminista. Per Carlos Fresneda | Pollença – lunes 07/10/2013

Vandana Shiva. Foto feta per Manolo Vilchez.

Vandana Shiva. Foto feta per Manolo Vilchez.

Vandana Shiva (Dehradun, India, 1952) recorre estos días el mundo reclamando la Libertad de las Semillas. La activista y física hindú no ha querido, sin embargo, renunciar a su cita anual con Mallorca, desde donde ha lanzado la campaña global Seed Freedom, que dará la vuelta al mundo hasta el 16 de octubre. Shiva arremete sin ambages contra la «dictadura de Monsanto», pero incita a los ciudadanos a no conformarse con la protesta. Ayer cerró el encuentro Educación para la Vida en Pollença con una llamada a la acción directa: «Lo más revolucionario que existe en estos tiempos que corren es cultivar tu propio huerto».

Pregunta.-¿La semilla es la metáfora?

Respuesta.-La semilla es la fuente de vida. Cada vez que hablamos de crear algo nuevo, hablamos de las semillas. Y la libertad es lo más esencial. La semilla ha de tener libertad para reproducirse a sí misma y multiplicarse. Estamos hablando de un bien común, como el agua o el aire, no de algo que pueda patentarse o por lo que puedan cobrarse royalties. Es este sentido, efectivamente, la lucha por la libertad de la semillas en una metáfora de muchas otras luchas en estos tiempos que corren. Las libertades fundamentales son la base de nuestra sociedad, y qué libertad más fundamental que la de las semillas, que son el origen de la vida… El planeta vive en un momento crítico, no se lo vamos a descubrir a nadie. Y si en un momento de colapso económico y ecológico convertimos a las semillas en ‘propiedad intelectual’, corremos el riesgo de perder todas las otras libertades, empezando por la alimentación, que es lo más básico. Si todas las semillas la tenemos que patentar en Bruselas, se acabó la libertad: así de simple.

P.-¿Hasta qué punto la cuestión de los transgénicos se ha convertido en una lucha por el control? ¿Acaso los posibles efectos en el medio ambiente y la salud han quedado de lado?

R.-Lo que mueve realmente a la gente, la lucha de fondo, es siempre por el control. Lo hemos visto también en las batallas por el agua. Las semillas deberían ser como el agua o el aire, nadie debería tener derecho a patentarlas. Los efectos en la salud y en el ambiente que pueden tener los transgénicos nos siguen preocupando, obviamente. Pero lo más tangible hoy por hoy es el control antidemocrático, en este caso de la alimentación, desde lo más básico que es la semilla. Entre cinco compañías controlan el 75% de las semillas. Monsanto se ha convertido en el símbolo de la dictadura, la dictadura alimenticia. Pero forzando a la gente a tomar productos modificados genéticamente. Y existe un esfuerzo global por parte de las multinacionales de imponer ese consumo en todos los países, incluso en los que hasta ahora se resistían.

P.-Los transgénicos fueron durante una década la «bestia negra» del ecologismo. Sin embargo, el rechazo de la opinión pública ha ido a menos en los últimos años…

R.-La maquinaria de la propaganda se ha intensificado, sobre todo en los últimos meses. Igual que han intentado convertir la energía nuclear es una solución ‘aceptable’ para la crisis energética, han intentado vendernos los transgénicos como solución ‘aceptable’ para la crisis alimenticia. Pero la evidencia es así de clara: se supone que los transgénicos iban a solucionar el problema del hambre, pero ahora resulta que no están produciendo más, que las cosechas son incluso inferiores a los cultivos tradicionales. Se supone también que los transgénicos iban a permitir dejar de usar pesticidas y productos químicos, pero al final el uso de químicos se ha seguido disparando porque los transgénicos no son capaces de combatir la plagas e incluso han servido para la creación de ‘superhierbas’ resistentes a los químicos. Y el argumento más importante: se supone que iban a traer prosperidad a los agricultores, pero en India por ejemplo ha habido un aumento espectacular de suicidios por ruinas económica. En la región donde yo vivo hemos pasado de 51 suicidios en el 2001 a 3.000 en el último año desde la introducción de los transgénicos. Son las tres falacias en las que se apoya la propaganda: combaten el hambre, nos liberan de los pesticidas y traen riqueza a los agricultores. La evidencia es muy clara, pero la ciencia está siendo también tergiversada por unos intereses muy claros. Y también los medios, y todo eso influye finalmente en eso que llamamos opinión pública.

P.-¿Y qué pueden hacer los ciudadanos, más allá de expresar su protestas y mirar muy cuidadosamente lo que compran en el mercado?

R.-Hoy en día, cultivar un huerto es el acto más revolucionario en los tiempos que vivimos. Porque es una expresión de las posibilidades y el potencial de cada uno. Aprender a cultivar al menos una parte de tus alimentos en un tiempo de dictadura alimenticia, es revolucionario. Te garantizas tu propia comida. Y de paso te procuras tus propias semillas, y eso significa que eres parte del movimiento Seed Freedom. Cultivar un huerto es al mismo tiempo un acto de rebeldía y de esperanza. Una manera de decir: no me voy a rendir.

P.-Su conferencia en el encuentro Educar para la Vida terminó con una llamada a la resiliencia ¿Es suficiente?

R.-La resiliencia es una cualidad importante. La vulnerabilidad está creciendo en todos los niveles: psicológicas, económicas, ecológicas… El cultivo consciente de la resistencia ante la adversidad es importante, pero es sólo el principio. Justicia y resiliencia, acción e imaginación: yo diría que para salir de la crisis en la que estamos necesitamos estos cuatro ingredientes.

Font: http://www.elmundo.es/elmundo/2013/10/07/baleares/1381134002.html

Campanya Seed Freedom:http://seedfreedom.in/

https://femhortcaladona.wordpress.com/2013/10/02/participa-a-la-quinzena-daccio-global-per-la-llibertat-en-les-llavors-i-els-aliments/

Disponible el pdf de “Miradas Feministas desde ambos hemisferios”

portada_libro_feministas1-485x339Ja podem descarregar el pdf del llibre “Medio ambiente y desarrollo. Miradas feministas desde ambos hemisferios”, en el que ha participat Esther Vivas, entre altres autores, editat per la Universitat de Granada. 351 pàgines.2013.

A quin món aspirem? Quins efectes té la nostra forma de vida actual en les persones i en concret en les dones? Influeix per igual la deterioració ambiental en totes les persones i en tots els territoris? A aquestes preguntes intenta donar resposta el llibre Medi ambient i desenvolupament. Mirades feministes des de tots dos hemisferis (Universitat de Granada i Fundació IPADE, 2013).

Una obra que planteja les interseccions entre gènere, medi ambient, pobresa i desenvolupament i que compta amb articles d’Alicia Puleo (Feminisme i ecologia), Esther Vivas (Construint la sobirania alimentària des d’una perspectiva feminista), Yayo Herrero (Feminisme i ecologia: reconstruir en verd i violeta), Vandana Shiva (La llavor i la terra. Biotecnologia i la colonització de la regeneració), entre d’altres.

El llibre complet es pot descarregar a la web alianzaporlasolidaridad

Informació treta del Blog Esther Vivas

Mujeres de maíz – Esther Vivas

Esther Vivas | Público (24agost 2010)

En los países del Sur, las mujeres son las principales productoras de comida, las encargadas de trabajar la tierra, mantener las semillas, recolectar los frutos, conseguir agua…… Entre un 60 y un 80% de la  producción de alimentos en estos países recae en las mujeres, un 50% a nivel mundial. Éstas son las principales productoras de cultivos básicos como el arroz, el trigo y el maíz, que alimentan a las poblaciones más empobrecidas del Sur global. Pero a pesar de su papel clave en la agricultura y en la alimentación, ellas son, junto a los niños y niñas, las más afectadas por el hambre.

Las mujeres campesinas se han responsabilizado, durante siglos,  de las tareas domésticas, del cuidado de las personas, de la alimentación de sus familias, del cultivo para el auto-consumo y la comercialización de algunos excedentes de sus huertas, cargando con el trabajo reproductivo, productivo y comunitario, y ocupando una esfera privada e invisible.  En cambio, las principales transacciones económicas agrícolas han estado, tradicionalmente, llevadas a cabo por los hombres, en las ferias, con la compra y venta de animales, la comercialización de grandes cantidades de cereales… ocupando la esfera pública campesina.

Esta división de roles asigna a las mujeres el cuidado de la casa, de la salud, de la educación y de sus familias y otorga a los hombres el manejo de la tierra y de la maquinaria, en definitiva de la “técnica”, y mantiene intactos los papeles asignados como masculinos y femeninos, y que durante siglos, y aún hoy, perduran en nuestras sociedades

Sin embargo, en muchas regiones del Sur global, en América Latina, África subsahariana y sur de Asia, existe una notable “feminización” del trabajo agrícola asalariado. Entre 1994 y 2000, las mujeres ocuparon un 83% de los nuevos empleos en el sector de la exportación agrícola no tradicional. Pero esta dinámica va acompañada de una marcada división de género: en las plantaciones las mujeres realizan las tareas no cualificadas, como la recogida y el empaquetado, mientras que los hombres llevan a cabo la cosecha y la plantación.

Esta incorporación de la mujer al ámbito laboral remunerado implica una doble carga de trabajo para las mujeres, quienes siguen llevando a cabo el cuidado de sus familiares a la vez que trabajan para obtener ingresos, mayoritariamente, en empleos precarios. Éstas cuentan con unas condiciones laborales peores que las de sus compañeros recibiendo una remuneración económica inferior por las mismas tareas y teniendo que trabajar más tiempo para percibir los mismos ingresos

Otra dificultad es el acceso a la tierra. En varios países del Sur, las leyes les prohíben este derecho y en aquellos donde legalmente lo tienen las tradiciones y las prácticas les impiden disponer de ellas. Pero esta problemática no sólo se da en el Sur global. En Europa, muchas campesinas no tienen reconocidos sus derechos, ya que a pesar de trabajar en las explotaciones, igual que sus compañeros, la titularidad de la finca, el pago de la seguridad social, etc. lo tienen, habitualmente, los hombres. En consecuencia, las mujeres, llegada la hora de la jubilación, no cuentan con pensión alguna, no tienen derechos a ayudas, cuotas, etc.

El hundimiento del campo en los países del Sur y la intensificación de la migración hacia las ciudades ha provocado un proceso de “descampesinización”. Las mujeres son un componente esencial de estos flujos migratorios, nacionales e internacionales, que provocan la desarticulación y el abandono de las familias, de la tierra y de los procesos de producción, a la vez que aumentan la carga familiar y comunitaria de las mujeres que se quedan. En Europa, Estados Unidos, Canadá… las mujeres migrantes, acaban asumiendo trabajos que años atrás realizaban las mujeres autóctonas, reproduciendo una espiral de opresión, carga e invisibilización de los cuidados y externalizando sus costes sociales y económicos a las comunidades de origen de las mujeres migrantes.

La incapacidad para resolver la actual crisis de los cuidados en los países occidentales, fruto de la incorporación masiva de las mujeres al mercado laboral, el envejecimiento de la población y la nula respuesta por parte del Estado a estas necesidades, conlleva la importación masiva de mano de obra femenina de los países del Sur global, destinada al trabajo doméstico y de cuidado remunerado.

Frente a este modelo agrícola neoliberal, intensivo e insostenible, que se ha demostrado totalmente incapaz de satisfacer las necesidades alimentarias de las personas y el respeto a la naturaleza, y que es especialmente virulento con las mujeres, se plantea el paradigma alternativo de la soberanía alimentaria. Se trata de recuperar nuestro derecho a decidir sobre qué, cómo y dónde se produce aquello que comemos; que la tierra, el agua, las semillas estén en manos de las y los campesinos; de combatir el monopolio a lo largo de la cadena agroalimentaria.

Y es necesario que esta soberanía alimentaria sea profundamente feminista e internacionalista, ya que su consecución sólo será posible a partir de la plena igualdad entre hombres y mujeres y el libre acceso a los medios de producción, distribución y consumo de alimentos, así como a partir de la solidaridad entre los pueblos, lejos de las proclamas chovinistas de “primero lo nuestro”.

Hay que reivindicar el papel de las campesinas en la producción agrícola y alimentaria y reconocer el papel de las “mujeres de maíz”, aquellas que trabajan la tierra. Hacer visible, lo invisible. Y promover alianzas entre mujeres rurales y urbanas, del Norte y del Sur. Globalizar las resistencias… en femenino.

Font: http://esthervivas.com/2010/08/24/mujeres-de-maiz/

Segons Marie-Monique Robin, mengem verí. Entrevista a El Confidencial

2013061091marie-monique-robin-int“El aumento de enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes y el cáncer está directamente relacionado con los alimentos que comemos. Las hormonas sintéticas presentes en los fertilizantes y pesticidas que entran en contacto con la comida son muy peligrosas para la salud y no suelen detectarse en los análisis toxicológicos, por lo que se invalida el principio de que la ‘dosis hace el veneno’”. Con esta advertencia a modo de carta de presentación, la galardonada documentalista y periodista Marie-Monique Robin nos introduce en el mundo de la agroindustria, su campo de investigación desde hace más de una década, y sobre el que versa su último ensayo: Las cosechas del futuro. Cómo la agroecología puede alimentar al mundo (Península).

Una obra fruto del análisis comparativo de diversos sistemas de producción alimentaria que, en sintonía con otras anteriores como Nuestro veneno cotidiano y El mundo según Monsanto, cuestiona el mito de que la bajada del precio de los alimentos o de que el fin del hambre en el mundo solo son posibles mediante la producción industrial de alimentos. La principal novedad que aporta la autora gala con este último libro es que existe una alternativa demostrable, “más sobresaliente de lo que creía antes de iniciar la investigación”, y que se llama agroecología.El cáncer de cerebro y la leucemia están creciendo a un ritmo anual del uno al tres por ciento entre los niños, según la OMS

La transición de la agroindustria a la agroecología todavía es posible, explica Robin, pero aun existiendo la voluntad política necesaria para propiciar los cambios legislativos que la permitan, “llevará muchos años descontaminar las tierras y las aguas subterráneas hasta poder producir alimentos sanos”. Es por ello que urge, en primer lugar, limitar el uso de pesticidas y transgénicos. “España es el país más permisivo de la UE con el cultivo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) y la comercialización de otras sustancias tóxicas, como el bisfenol A que en otros lugares como Francia está prohibido”.

Una permisividad, alerta la autora gala, con unas consecuencias más que visibles: “Las parejas españolas son las que más problemas tienen de infertilidad en toda Europa, al afectar a una de cada cuatro”. Al mismo tiempo, los cánceres de cerebro y la leucemia están creciendo a un ritmo anual del uno al tres por ciento entre los niños, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ponen también de relieve el auge del origen fetal de las enfermedades en la edad adulta (presuntamente por el tipo de alimentación de la gestante). “La propia Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ya se está dando cuenta de estas consecuencias y reconociendo las deficiencias del principio toxicológico de que ‘la dosis hace el veneno’ debido a las indetectables hormonas sintéticas, como demuestra la mayoría de literatura científica sobre esta cuestión”, apunta Robin.

El cenit del petróleo lo será también de la comida barata

Tradicionalmente se ha relacionado el bajo coste de los alimentos con los monocultivos, el uso de pesticidas y fertilizantes para reducir las plagas, así como otras técnicas modernas de producción a gran escala. Sin embargo, Robin afirma que “los precios de los alimentos que compramos en el supermercado son completamente falsos porque no incluyen los costes directos ni los indirectos”.

Los gastos derivados del tratamiento de las aguas contaminadas, del pago de las tasas por los gases de efecto invernadero, de las subvenciones (para el gasóleo, para exportar o directamente de la Política Agraria Común de la UE), así como de los sistemas públicos de salud, por el aumento de enfermos crónicos, son algunos de los costes asociados a la agroindustria que no se incluyen el precio de origen. “Si sumamos todos estos costes a los productos en origen, su precio subiría y serían más caros que los ecológicos”. Además, añade Robin, más de la mitad del precio está engordado por los intermediarios y finalistas.Tendrán que pasar muchos años para descontaminar las tierras y las aguas subterráneas hasta poder producir alimentos sanos

Una realidad de la que no estamos muy lejos, según la autora gala, para quien antes o después tendrá que dispararse el precio de la comida, ya sea por el fin de las subvenciones (como se prevé con la PAC), por la creciente especulación bursátil con las materias primas en los mercados de futuro, o por el no menos inminente encarecimiento de los combustibles fósiles como el petróleo y el gas, debido a su cenit.

Los productos químicos utilizados en la agroindustria se elaboran a partir de petróleo y gas, por lo que un aumento en el precio de estos recursos, junto a la escasez de agua, pondría a la agroindustria en la encrucijada. “Esta es la gran debilidad de las industrias alimentarias. Se sustentan sobre un modelo que depende de los combustibles fósiles, y está claro que el precio de éstos será cada vez mayor, por lo que el de los alimentos será parejo. No tiene sentido que la alimentación en el mundo dependa de la producción de petróleo en una región tan convulsa como es Oriente Medio”, lamenta Robin.

Alimentos saludables en un mundo sostenible

Las perniciosas consecuencias para la salud y el medio ambiente de la agricultura industrial, así como la crónica de una muerte anunciada que Robin comenzó a describir antes incluso de que se produjesen las primeras crisis alimentarias en Latinoamérica (relacionadas con los biocarburantes) han llevado a la francesa a recorrerse el mundo en busca de alternativas ecológicas. Después de estudiar diferentes técnicas agroecológicas pudo comprobar que su rendimiento puede ser mayor que con técnicas propias de la agroindustria.La gran debilidad de la agroindustria es que se sustenta sobre un modelo dependiente de los combustibles fósiles

“Muchas veces, cuando hablamos de agroecología pensamos que se trata de volver a las técnicas empleadas por nuestros abuelos. No es así, se trata de prácticas mucho más complejas que dependerán de la zona geográfica donde se desarrollen, del tipo de cultivo o del tipo de tierra”, explica la autora. Sin embargo, Robin sí pudo comprobar que todos ellos coincidían en un principio básico: la complementariedad. “Se trata de un principio común mediante el que se busca complementar la biodiversidad del medio, mediante rotación de cultivos o interfiriendo en los ciclos biológicos de los insectos, para prevenir plagas y aumentar la producción”.

La demanda de productos ecológicos por parte de los consumidores ha aumentado proporcionalmente al deterioro de la cadena alimentaria, “pero la oferta todavía no llega para abastecerlos a todos”, apunta Robin. Para hacerla extensiva a todo el mundo no llega con la concienciación del consumidor, que al fin y al cabo es el que más poder detenta con sus decisiones de compra, sino que se necesitan medidas políticas concretas.

Entre las propuestas más urgentes para facilitar el cambio, la periodista cita “la prohibición de la especulación con alimentos, el fomento de la soberanía alimentaria mediante una férrea protección de los mercados y agricultores locales, y el acortamiento de las cadenas de distribución buscando conexiones directas entre consumidores y productores”. Solo mediante la eliminación de los intermediarios y finalistas, explica la francesa, el precio de los alimentos orgánicos se reduciría hasta en un 90%.

Las bases para posibilitar un cambio de modelo están puestas “desde hace muchos años”, pero de no iniciarse una pronta transición, advierte Robin, “no podremos anticiparnos a las crisis alimentarias que resurgirán en cualquier momento”

Font: Autoria Ivan Gil, El Confidencial. 11 de juny 2013: Comemos veneno: “El cáncer, la infertilidad y la diabetes son por la comida” – http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/06/11/comemos-veneno-el-cancer-la-infertilidad-y-la-diabetes-son-por-la-comida-122753/

StopTTIP

vídeo Acte "No al TTIP" (5): Teresa Forcades Pconstituent,19/12

vídeo Acte "No al TTIP" (5): Teresa Forcades Pconstituent, 19/12

salut i feminisme - 25 minuts amb Carme Valls LLobet....El medi ambient factor de risc per la nostra salut

Segueix-me a Twitter

Arxiu

RSS caladona rss

  • S'ha produït un error; probablement el canal ha deixat de funcionar. Torneu-ho a provar d'aquí una estona.